Mitos y verdades sobre la liposucción

Es mucha la información que podrás encontrar en la web sobre la cirugía plástica y la medicina estética, pero mucha de esa información no tiene rigor médico o científico. Por tanto, es importante que puedan diferenciar qué es cierto y que no sobre algunos procedimientos quirúrgicos de carácter estético, por lo que es necesario saber cuáles son los mitos y las verdades sobre la liposucción

La fama y relevancia de la liposucción, como tratamiento estético capaz de remodelar nuestra fisonomía corporal, ha ido creciendo progresivamente. Hoy día, por lo que al menos unas 12 mil personas se realizan cada año una liposucción en España. En efecto, es la operación más demandada detrás del aumento mamario, en toda la península ibérica.

Como es obvio, comenzamos por recordarte que la liposucción consiste en la absorción de grasa presente en zonas muy localizadas del cuerpo. Por tanto, para su aplicación es necesario que exista un a cúmulo de grasa previo en alguna parte del cuerpo del paciente. Otro requisito indispensable cuente con una piel sana, sus propiedades de elasticidad intactas, a fin de que no quede piel colgando. Podrá ser aplicada en hombres y mujeres, con amplia eficacia.   No obstante, pese a que la técnica es muy segura y se lleva realizando desde hace años, todavía existen muchos mitos sobre la liposucción, generando confusión o desinformación entre quienes desean mejorar su aspecto mediante este tratamiento quirúrgico. Aquí te los detallaremos, para despejar las dudas.

mitos-y-verdades-de-la-liposuccion-candidatos

Mitos de la liposucción

Comenzaremos por esbozar todas las creencias y mitos más populares que se tejen en torno a la liposucción, entre las que se encuentran:

 

1.- Esta técnica es útil para adelgazar

Falso. Es un mito común, considerar a la liposucción como un método para bajar de peso. Ésta solo puede realizarse en partes en las que la grasa está muy localizada; por lo que aquellos pacientes que quieren adelgazar tienen que recurrir a otro tipo de cirugías.

 

2.-No se vuelve a engordar

Falso. Aun cuando hay pocas probabilidades, sí existe la posibilidad de que el paciente vuelva a engordar y perder los efectos de la liposucción, por lo que los pacientes deben mantener hábitos alimenticios saludables.

 

3.- Las técnicas nuevas son más ventajosas

Falso. El uso de las técnicas más modernos para la extracción de grasa, como los ultrasonidos, la liposucción láser o la criolipólisis no son mejores que la liposucción.

 

4.- El precio no importa

Falso. Para garantizar resultados satisfactorios, es importante recurrir a un cirujano plástico cualificado, en unas instalaciones adecuadas para ello. Se recomienda huir de los precios excesivamente bajos, que podrían ser signo de mala calidad o de dudosas condiciones.

 

5.- La liposucción disminuye la celulitis

Falso. Obviamente, con la liposucción la piel tiende a mejorar, pero definitivamente no es una técnica para eliminar la celulitis. Ésta se encuentra en una parte de la piel más profunda que la grasa, por lo tanto, la liposucción no es la técnica más adecuada para eliminar este problema.

 

6.- La liposucción puede realizarla un médico estético:

Falso. Es muy importante comprender que un cirujano plástico es distinto de un médico estético. La liposucción es una intervención quirúrgica y, por lo tanto, hay que recurrir a un cirujano plástico cualificado y con experiencia en la cirugía plástica reparadora.

 

7.- La liposucción produce efecto rebote:

Falso. Como ya sabemos, la liposucción efectúa una aspiración de los adipocitos de grasa acumulados, y éstos una vez aspirados estos no vuelven a reproducirse. Por lo tanto, no puede existir un efecto rebote. Sin embargo, lo que sí que puede y suele ocurrir, es que aquellos adipocitos no aspirados, sí pueden regenerarse en el caso de que la paciente aumente bastante de peso y no siga una correcta alimentación.

 

8.- La liposucción deja pronunciadas cicatrices:

Falso. Como es obvio en toda cirugía quirúrgica, ésta dejará cicatrices, pero con un correcto postoperatorio y una buena praxis médico, con el tiempo son casi imperceptibles. Es normal que aparezcan moratones y que se note un pequeño grado de inflamación durante el post-operatorio, pero ambos efectos suelen desaparecer en un periodo corto de tiempo siempre que el paciente siga las indicaciones del especialista.

 

9.- La liposucción no se puede realizar en verano:

Falso. La mayoría de las intervenciones estéticas son perfectamente compatibles durante todo el año. Por lo general, suele ser beneficioso que el paciente combine su período de recuperación con sus vacaciones de verano, y por tanto le aporta una mayor comodidad y descanso. Obviamente, el paciente deberá evitar la exposición solar para que las cicatrices no tomen una coloración pronunciada. No obstante, éstas podrán ser cubiertas con un pequeño vendaje o una tirita.

 

10.- La liposucción es para mujeres:

Falso. Ciertamente, el cuerpo de la mujer distribuye mucho peor la grasa corporal que el cuerpo masculino; siendo ellas las más propensas a acumular la grasa por su naturaleza. No obstante, los hombres también tienen zonas de acúmulos anómalos en los que la liposucción puede ser la cirugía perfecta para ellos.

 

11.- Las manchas nunca desaparecen:

Falso. Al igual que con las cicatrices, las manchas que pudieran aparecer en las heridas, progresivamente irán desapareciendo.

 

12.- La absorción de grasa es complicada y peligrosa

Falso. La liposucción, al igual que las otras cirugías estéticas, puede tener complicaciones si no se eligen centros y especialistas de calidad, lo que garantiza un proceso completamente seguro e inocuo, pero es una intervención sencilla y rápida. Por otra parte, en cuanto a las expectativas sobre los resultados, es importante seguir con las recomendaciones médicas y no exigir más de lo que nuestro cuerpo puede tolerar. En este sentido, se entiende que eliminar un porcentaje de grasa mucho mayor al recomendado, podría presentar un peligro real en el proceso quirúrgico.

 

13.- Los resultados definitivos son visibles enseguida

Falso. El proceso de recuperación de una liposucción es paulatino, por tanto, los resultados no serán visibles en forma inmediata. Como sabemos, días después de la intervención, la zona se encuentra ligeramente hinchada y amoratada, por lo que el paciente debe usar una faja que permite recolocar la piel en su lugar y facilitar la reacomodación de los tejidos a su nueva posición, así como la derivación correcta de los líquidos que se hayan acumulado por la intervención al sistema linfático. Ello quiere decir que los resultados podrán percibirse entre los 3 a 6 meses luego de la liposucción.

mitos-y-verdades-de-la-liposuccion-zonas

Verdades sobre la liposucción

Ahora bien, así como se han erigido algunos mitos frente a este procedimiento, ciertamente hay información fidedigna que te vamos en las que vamos a reafirmar las verdades de la liposucción.

 

1.- La piel debe estar sana

Verdadero. El éxito del procedimiento radica en que las pieles de los pacientes deben mantener su elasticidad intacta, a fin de que no se queden excedentes de piel colgando tras el vacío que produce la liposucción.

 

2.- La grasa extraída puede usarse en otras zonas del cuerpo

Verdadero. En la medicina estética existe una intervención llamada lipotransferencia o lipofilling, que consiste en extracción del exceso de grasa de una o varias zonas del cuerpo para poder rellenar otras zonas; principalmente, los pechos o los glúteos.

 

3.- La anestesia es importante

Verdadero. Dependiendo de la naturaleza y técnica a aplicar en la liposucción, el especialista decidirá qué tipo de anestesia será utilizada, y si ésta será local o general. En la mayoría de los casos, la anestesia general es lo más indicado. Algunos especialistas aseguran que la anestesia local puede ser muy dolorosa y peligrosa.

 

4.- Los resultados pueden ser excelentes

Verdadero. Ciertamente, los resultados serán excelentes siempre que la operación se realice con una buena técnica, en sitios adecuados y con personal altamente calificado. Otro factor importante, radica en la tesitura de la piel del paciente y su capacidad elástica de reajustarse al modelado del cuerpo.

 

5.- La liposucción dura para toda la vida

Verdadero. Ciertamente, si el paciente sigue las respectivas pautas en su alimentación, de forma saludable y con ejercicios, esto coadyuvará para que la grasa que se ha eliminado no vuelva a aparecer. Como sabemos, la liposucción elimina la grasa en las zonas en las que dieta y ejercicio no habían podido llegar; por lo que, si el paciente se relaja y no cuida sus hábitos, el tejido adiposo puede volver a aumentar su volumen, generando nuevos depósitos lípidos.

 

Así, como han leído, en el mundo actual de la medicina estética existen muchas prerrogativas, mitos y verdades que rodean a la mayoría de las cirugías plásticas, por lo que se recomienda documentarse bien y despejar todas las dudas directamente con el especialista de confianza; a fin de que puedas garantizar el éxito y los resultados deseados con una liposucción, logrando modelar todas las zonas de tu cuerpo que así lo necesiten. 

mitos-y-verdades-de-la-liposuccion-metodos
Equipo que trabajó en este articulo:
Brigitte - Escritora